Publicidad

 

UC Festivales - 49º Festival SITGES 2016





PÁGINA EN PROCESO DE ACTUALIZACIÓN, AÚN TENEMOS QUE SUBIR MUCHAS MÁS CRÍTICAS, NO DUDES EN REGRESAR PARA VERLAS.


CRÍTICAS

 

'DESIERTO' de Jonás Cuarón (México-Francia) -94 min.-
Intérpretes: Gael García Bernal, Jeffrey Dean Morgan.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: Moisés, junto con otros indocumentados, está cruzando a pie un estrecho camino de la frontera entre México y Estados Unidos, buscando tener nuevas oportunidades del otro lado y reencontrarse con sus seres queridos. Este grupo es descubierto por Sam un "vigilante" demente que disfruta eliminando a los inmigrantes. Ante la inclemencia del desierto, Moisés y Sam se enrolan en una persecución en la que sólo el más fuerte sobrevivirá.

'Desierto' es un interesante thriller dramático con transfondo social que supone el debut como director de largometraje del mexicano Jonás Cuarón, hijo de Alfonso Cuarón. Padre e hijo fueron los artífices del guion de una de las últimas joyas del cine de ciencia-ficción 'Gravity' (Alfonso Cuarón, 2013) y aquí el pequeño de la saga intenta repetir la fórmula que les llevó al éxito con su oscarizada película común. A priori, puede parecer que 'Gravity' y 'Desierto' no tienen nada que ver, pero el guion de ésta última nos lleva a pensar que se repiten algunas constantes dramáticas como son la odisea de una persona frente a un entorno hostil, la soledad del individuo como medio catalizador para recuperar su condición humana puesta en entredicho o, en un plano más físico, la lucha por la supervivencia y la superación de obstáculos. 'Desierto' es un survival que cambia el espacio exterior por el polvoriento desierto de la frontera entre Estados Unidos y México, lo que propone una oportuna e involuntaria alegoría política sobre la nueva era que acecha al Gobierno norteamericano con la irrupción como nuevo Presidente de Donald Trump que en campaña aseguró iba a levantar un muro en esa frontera para evitar la inmigración ilegal procedente de México. De eso trata esta película, de un grupo de mexicanos sin papeles que busca colarse en el país vecino en busca de un sueño americano que les aleje de su pesadilla cotidiana que se topan con un solitario cazador de inmigrantes que aplaudiría fervientemente los discursos de Trump y que quiere evitar la inmigración ilegal con sus propios métodos gracias a las facilidades que en ese país otorga la Asociación Nacional del Rifle para que cualquier allí pueda tener armas. 'Desierto' no es mucho más. Al igual que pasaba en 'Gravity', la historia se puede resumir en cuatro o cinco líneas, el resto es pura explotación de la misma idea, sin profundizar más ni en las motivaciones de los personajes ni en giros dramáticos que nos permitan ampliar el foco. Simplemente se trata de plasmar el juego del ratón y el gato en un ejercicio de estilo donde Cuarón se muestra más que efectivo, atrapándonos en su descripción atmosférica que sustenta el suspense, aunque se echa en falta más ambición en el desarrollo dramático del relato, más allá de la anécdota que supone la elección de los nombres de los protagonistas: Sam para el vigilante psicópata, en clara alusión al Tío Sam, expresión coloquial que se utiliza como personificación nacional del patriotismo estadounidense, y Moisés para el inmigrante, convertido en profeta mesiánico para liberar de la opresión a su pueblo e inspirarles en su viaje a la Tierra Prometida. El duelo al sol se encomienda a dos actores de nivel, el mexicano Gael García Bernal y un brillante Jeffrey Dean Morgan que cambia a su querida Lucille (bate de beisbol que utiliza en la serie 'The Walking Dead') por un rifle de largo alcance.

 

'MINE' de Fabio Guaglione, Fabio Resinaro (España-Italia-Estados Unidos) -106 min.-
Intérpretes: Armie Hammer, Annabelle Wallis.

(Sección Oficial Fantàstic - Sesiones especiales)

Sinopsis: Tras fallar en una misión, un soldado se queda atrapado en el desierto, donde tendrá que enfrentarse con la naturaleza, con las guerrillas locales y con su progresivo deterioro mental y físico.

'Mine' es un fallido thriller dramático que basa su acumulación de tensión en el minimalismo de la propuesta y acaba perjudicada por su tendencia al temendubismo filosófico. El cartel de la película nos dice que la película es de los mismos productores que 'Buried (Enterrado)' (Rodrigo Cortés, 2010), aquel estupendo ejercicio de estilo donde acompañábamos a un hombre que había sido sepultado vivo, pero del talento de Cortés en la puesta en escena y su capacidad para generar intriga, no hay rastro en esta película escrita y filmada a cuatro manos por Fabio Guaglione y Fabio Resinaro. 'Mine' tiene material para un buen corto, su necesidad de estirar la trama como un chicle la arrastrará a una espiral de repetición constante donde el suspense inicial deriva en un drama psicológico sin ningún interés, plomizo y tramposo, con un desenlace que los más avispados se esperarán desde casi el principio, frustrando todo atisbo de la sorpresa e impacto que busca. La película tan sólo funciona en un inicio emocionante donde la acción física predomina y en el valiente planteamiento posterior que propone una situación de aislamiento individual desesperado que además de la comparación con 'Buried' nos podría traer a la mente joyas de la ciencia-ficción como 'Moon' (Duncan Jones, 2009) o 'Naves Silenciosas / Misteriosas' (Douglas Trumbull, 1972), o un film de aventuras más reciente como 'Cuando todo está perdido' (J.C. Chandor, 2013), donde un personaje debía aprender a sobrevivir en soledad a un entorno hostil, descubriéndose a sí mismo en un trayecto vital. Sin embargo, aquí no se nos engancha ni emociona durante ese largo peregrinaje por el subconsciente y los demonios interiores del soldado que debe continuar su existencia inmóvil sobre la mina del título. 'Mine' está protagonizada por el estadounidense Armie Hammer, actor que llamó la atención con su doble papel como los gemelos Winklevoss en 'La Red Social' (David Fincher, 2010) o junto a Johnny Depp en la vapuleada, pero divertida, 'El Llanero Solitario' (Gore Verbisnki, 2013), pero que últimamente parece destinado a roles más secundarios. Hammer tenía aquí una oportunidad única para reivindicarse y, pese a su esforzado intento, no logra superar la prueba.

 

'SWISS ARMY MAN' de Daniel Scheinert, Daniel Kwan (Estados Unidos) -97 min.-
Intérpretes: Paul Dano, Daniel Radcliffe.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: Tras una larga temporada aislado en una isla desierta, Hank encuentra compañía en el flatulento cadáver de un joven que el agua ha traído hasta la orilla. Poco a poco, el náufrago y el fiambre desarrollan una hermosa amistad.

'Swiss Army Man' fue la gran vencedora de la edición Sitges 2016, llevándose inesperadamente el Premio del Jurado a la Mejor Película y el de Mejor Actor para Daniel Radcliffe, por su valiente cambio de registro. También ha sido reconocida en Sundance, los Gotham o en los Independent Spirit Awards, convirtiéndose en uno de los films sorpresa de la temporada. Se trata, sin duda, de una película original y extraña que no dejará indiferente a nadie. Bajo su apariencia de comedia desenfadada y escatológica, se esconde una hermosa historia de amistad y un canto a la vida, inimaginable para cualquiera que lea la sinopsis o asista a los primeros minutos de la proyección. Porque sí, Radcliffe interpreta a un cadaver multiusos con predilección por tirarse pedos, por eso es tan destacable el trabajo que realizan los directores Daniel Scheinert y Daniel Kwan, para sobreponerse a un argumento tan absurdo y lograr convencer al espectador a través de la sensibilidad del fondo de su historia con una puesta en escena creativa y festiva que engancha y hasta emociona en su desenlace. 'Swiss Army Man' es divertida y amarga, con un guion inteligente y unos actores que cumplen a la perfección, especialmente destacable resulta el trabajo de Paul Dano. Esta versión irreverente del 'Naúfrago' (Robert Zemeckis, 2000) que cambia la pelota de voleibol que Tom Hanks apodó como Wilson por un cadaver en fase de descomposición llamado Manny, nos muestra la lucha por la supervivencia de un hombre que debe sobreponerse a su soledad y a un pasado que le rompió el corazón, a través de una amistad imposible que le enseña a conocerse y aceptarse para afrontar una nueva vida con valentía y esperanza. 'Swiss Army Man' puede descolocar al principio, tal vez a los cinéfilos más puristas les saque de sus casillas, pero si se le da una oportunidad, enseguida veremos que no es la típica comedia infantil y descerebrada para adolescentes, si no un relato travieso con más profundidad psicológica de lo esperado.

 

'THE AGE OF SHADOWS' de Kim Jee-woon (Corea del Sur) -141 min.-
Intérpretes: Song Kang-ho, Gong Yoo, Han Ji-min.

(Sección Òrbita)

Sinopsis: Un coreano que trabaja para los japoneses y que se infiltra en una banda de rebeldes. Sin embargo, las dudas no tardarán en nublar la determinación del protagonista y en poner en riesgo su cometido, desatando definitivamente esta cinta de espionaje y de acción a raudales.

'The Age of Shadows' es otra vuelta de tuerca en la filmografía de Kim Jee-woon, uno de los cineastas surcoreanos más talentosos del momento como demostró en anteriores obras con 'The Good, the Bad and the Weird' (2008) o 'Encontré al Diablo (I Saw the Devil)' (2010), algo que llamó la atención de la meca del cine que lo "domesticó" para su puesta de largo hollywoodiense con la curiosa 'El Último Desafío' (2013), protagonizada por Arnold Schwarzenegger, pero que estaba por debajo de sus posibilidades como creador. En su regreso a Corea, nos regala 'The Age of Shadows', un film de espionaje como sabor a noir clásico, cocinado al estilo de las viejas películas de los años 70 donde había artesanos como John Frankenheimer, Sydney Pollack o Sidney J. Furie, pero sin renunciar a su propia personalidad cinematográfica en un ejercicio de estilo patente y brillante con secuencias verdaderamente apabullantes por su milimétrica planificación como la que sucede en el interior de un tren. 'The Age of Shadows' es irregular y excesivamente larga, le cuesta arrancar en su primera hora y el contexto histórico de la ocupación japonesa de Corea se adivina demasiado complejo y lejano para los espectdores occidentales, pero en su segunda mitad, la película comienza a crecer al tiempo que el suspense impregna la pantalla, filmada siempre con una fotografía exquisita de Ji-yong Kim. La última hora de proyección es antológica, la historia se hace más entendible sin perder de vista su complejidad moral, y es donde Kim Jee-woon da rienda suelta a su prodigiosa narrativa, el ritmo y la emoción van in crescendo, el tratamiento visual sigue siendo fascinante, los personajes se definen mejor y la trama nos lleva con interés por todos sus recovecos, trampas y giros inesperados. El film tiene un reparto coral espléndido donde destacan Song Kang-ho o Han Ji-min. Un film imprescindible para los fans del director, del cine coreano y del cine clásico de espías.

 

 

'THE HANDMAIDEN' de Park Chan-wook (Corea del Sur) -145 min.-
Intérpretes: Kim Min-hee, Kim Tae-ri.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: Carterista profesional, Sook-hee acepta un macabro encargo: convertirse en la criada de una dama y robarle la herencia. Sin embargo, el plan se verá alterado cuando las dos jóvenes comiencen a sentirse atraídas la una por la otra. Adaptación de una novela de Sarah Waters, The Handmaiden se traslada a los años treinta, a la Corea ocupada por los japoneses, para erigirse en un filme de tintes góticos y con la exuberancia visual de Park Chan-wook.

'The Handmaiden' es la nueva obra de culto del cineasta surcoreano Park Chan-wook, autor de 'Oldboy' (2003) o 'Stoker' (2013), por ejemplo, y cuyo cine se caracteriza principalmente por la dualidad moral de sus personajes y por la exquisitez formal que imprime a sus productos. En esta ocasión, la película supone una vuelta de tuerca más a su habitual propuesta estética, regalándonos algunas de las imágenes más bellas y perturbadoras de este 2016, gracias al cuidado trabajo de escenografía y ambientación y a la excelsa fotografía de Chung Chung-hoon. Lástima, como ya le sucedió en otras de sus obras, el director se sumerja en la grandilocuencia y se exceda en el metraje que provoca algunos bajones de interés y ritmo a lo largo de la poderosa trama que combina melodrama, romance e intriga. El guion de 'La Doncella (The Handmaiden)' está basado en la novela 'Falsa Identidad' de Sarah Waters, cambiando el londres victoriano y dickensiano por la Corea colonizada por Japón de los años 30, aunque su historia podría verse también como una variación del retrato maquiavélico de las pasiones exacerbadas que se efectuaba en novela 'Las Relaciones Peligrosas' de Pierre Choderlos de Laclos, adaptada al cine y la televisión en innumerables ocasiones. Y es que ambos relatos nos hablan de la mentira, del amor, del sexo, de la pérdida de la inocencia y de la traición, donde las víctimas y verdugos en el arte de la seducción pueden cambiar de bando en cualquier momento, amenazando con el resurgimiento de la tragedia cuando la pasión no correspondida puede llevarte a la autodestrucción. Park Chan-wook filma todo con una elegancia apabullante y se luce especialmente cuando se centra en el erotismo latente en la relación entre la doncella y su señora.'La Doncella (The Handmaiden)' quiere abarcar demasiados frentes y su recreación del mundo morboso y sádico del bibliotecario queda algo desconectada de la parte central del relato al que asistiremos desde el distinto punto de vista de los integrantes del triángulo sentimental (una idea tan interesante como, en ocasiones, repetitiva) que nos llevará hasta su desenlace tras pasar por varios giros de guion que jugarán con el espectador para hacerle creer algunas mentiras piadosas. Park Chan-wook nos regala el perfume de sus imágenes y las riega con la brillante banda sonora de Cho Young-wuk, manejando en todo su esplendor una narrativa clásica que sazona de forma malévola con algunos elementos inesperados de cólera contemporánea, sexo prohibido y algo de gore. Estamos frente a una película irregular y algo caótica, pero que contiene mucho cine en mayúsculas a lo largo de los 145 minutos de proyección, consiguiendo además la inevitable complicidad de las dos magníficas actrices protagonistas, Kim Tae-ri y Kim Min-hee, que desnudan sus cuerpos y sus almas para atrapar al espectador en una telaraña de seducción de la que será difícil desprenderse incluso en los días posteriores a la visión de la película. Obtuvo el Premio del Público en Sitges 2016.

 

'THE MASTER CLEANSE' de Bobby Miller (Estados Unidos) -81 min.-
Intérpretes: Johnny Galecki, Anna Friel, Anjelica Huston.

(Sección Panorama Fantàstic)

Sinopsis: En plena crisis, Paul se apunta a un retiro espiritual. Entre los ejercicios que purgarán su cuerpo y su mente, se encuentra una dieta a base de zumos diuréticos. Además de liberar toxinas, esto también saca de su interior otra cosa más... viva.

'The Master Cleanse' es una curiosa comedia dramática con elementos fantásticos que parte de una idea atractiva y original, pero que finalmente decepciona al coger el camino más facilón en una trama que requería más riesgo y locura. La historia nos acerca a unos personajes en plena crisis existencial que encuentran en un retiro espiritual la posibilidad de reiniciar sus vidas, pero el enfrentamiento con su negatividad interior se tornará literal cuando empiecen a vomitar pequeños monstruitos de los que deberán deshacerse antes de que crezcan lo suficiente para engullirlos. Como vemos, la premisa argumental podría haber dado pie a una comedia de terror bien divertida o bien a un survival de horror con reminiscencias del cine de David Cronenberg. La película no acaba por decantarse hacia ningún género y se queda como una comedia sin demasiada gracia con transfondo metafórico dramático que no permite reflexionar mucho más allá de lo evidente. Un buen reparto con secundarios de lujo como Oliver Platt y Anjelica Huston, junto al eficaz trabajo de la pareja protagonista formada por Johnny Galecki y Anna Friel, ayudan a seguir con más atención la película que después de una primera media hora bastante interesante, va deshinchándose poco a poco hasta una resolución demasiado obvia.

 

'THE TRANSFIGURATION' de Michael O'Shea (Estados Unidos) -98 min.-
Intérpretes: Eric Ruffin, Chloe Levine.

(Sección Noves Visions One)

Sinopsis: Estamos en Queens, Nueva York. Huérfano y víctima del bullying de sus compañeros, Milo se refugia en su interés por un mundo, el de los vampiros, que no le es precisamente ajeno.

'The Transfiguration' es un film de planteamiento interesante, pero parcialmente fallido, en la propuesta de confluencia del cine de género con el drama intimista de corte indie. Tiene mucha similitud argumental con la película 'Déjame Entrar' (Tomas Alfredson, 2008), de hecho hasta se la menciona en uno de los diálogos que también introducen equivocadamente algún elemento de humor en sus referencias a los vampiros de 'Crepúsculo' (Catherine Hardwicke, 2008) y todo el universo literario de Stephenie Meyer. El film funciona mejor en el enclave atmosférico de la historia y en la descripción inicial del personaje central, obsesionado con el mito vampírico en plena etapa de autodescubrimiento, pero la película se paraliza en esa idea inicial y no acaba de definir hacia donde quiere ir, volviéndose reiterativa y abusando de los lugares comunes. Tampoco resulta demasiado creíble la relación de amistad entre los dos jóvenes, en parte por la apatía interpretativa del protagonista Eric Ruffin, mucho mejor está Chloe Levine, y en parte por las torpes líneas de diálogo que a veces les toca recitar. Sin embargo, pese a todos los errores que se le puede achacar, la película tiene momentos perturbadores y que perduran en la memoria, especialmente cuando Michael O'Shea explora la parte más oscura del relato. 'The Transfiguration' no es una peli de vampiros, es más un drama sobre un adolescente que busca acercarse a su lado animal para enfrentarse a una vida cruel.

 

'TUNNEL' de Kim Seong-hun (Corea del Sur) -128 min.-
Intérpretes: Ha Jung-woo, Doona Bae.

(Sección Òrbita)

Sinopsis: Jung-soo se dirige a casa con satisfacción, tras una provechosa jornada de trabajo. Sin embargo, el túnel que atraviesa con su coche se colapsa, y él queda atrapado dentro, con tan solo un 78% de batería y con dos botellas de agua y el pastel de cumpleaños de su hija como único medio de subsistencia. Mientras, Dae-kyung debe liderar un equipo de rescate que trabaja más lentamente de lo previsto.

'Tunnel' es un frenético y claustrofóbico thriller surcoreano realizado por Kim Seong-hun, autor también de otro estupendo thriller reciente titulado 'A Hard Day' (2014). En esta ocasión, el director nos plantea un film de superviviencia donde acompañaremos durante más de dos horas a un hombre que queda atrapado son su coche tras el derrumbe de un túnel. El relato de su operación de rescate servirá para proponer una reflexión sobre la condición humana donde, por un lado, veremos la fuerza y capacidad de resistencia del hombre atrapado para apegarse a la vida y superar los obstáculos que quieren arrebatársela, pero por otro lado, también asistiremos a la cara menos amable de nuestra existencia, mostrando como su desgracia será aprovechada por otros para sacar un rendimiento económico, personal o político. En ese plano, la película podía recordar a 'El Gran Carnaval' (Billy Wilder, 1951), una joya del cine poco recordada que planteaba el aprovechamiento sensacionalista de la prensa cuando un minero quedaba atrapado tras un desprendimiento. En 'Tunnel' hay espacio para esa crítica, menos mordaz y activa que en la cinta de Wilder, pero es un buen complemento para aderezar la historia de tensión y acción que centra la narración, ya que la mayor parte del tiempo, la película se centra en las peripecias del hombre atrapado y su ingenio para ir sobreviviendo en espera del rescate. 'Tunnel' es un film entretenido y emocionante, también inverosímil y tramposo, pero gustará tanto a los que busquen un cine palomitero de impacto súbito como a los que quieran un cine de acción que no renuncie a unos buenos personajes y a un contenido con transfondo social.

 

'VOYAGE OF TIME' de Terrence Malick (Alemania) -89 min.-
Intérpretes: Cate Blanchett (voz).

(Sección Oficial Fantàstic - Sesiones especiales)

Sinopsis: Del nacimiento de las estrellas a la evolución de la vida sobre la Tierra: el primer documental de Terrence Malick es una obra magna que ahonda ni más ni menos que en los misterios de la creación. Malick sigue la línea de las fascinantes imágenes que poblaban El árbol de la vida, viaja al espacio y escudriña la Tierra, y cuenta con la voz, profunda y sugerente, de Cate Blanchett.

'Voyage of Time' es un documental que podría entenderse como la versión extendida de la secuencia de la creación del mundo que estaba incluida en la elogiada película del propio director estadounidense Terrence Malick, 'El Árbol de la Vida' (2011). Y no hay más. Se trata de una reflexión en voz alta, con la inestimable ayuda de Cate Blanchett como narradora, sobre el origen de la vida, la evolución y el sentido de nuestra existencia. Todo está filmado con indudable belleza plástica y un ritmo algo narcotizante, algunos se apresuraron a decir malévolamente que la película se parecía bastante a "un bonito salvapantallas de hora y media". Y no les falta parte de razón, porque el discurso es más simple de lo que aparente y se vuelve repetitivo con el paso de los minutos, donde es el espectador lo único que puede hacer es dejarse llevar e hipnotizar por las imágenes que se suceden ante nuestros ojos, como instantáneas en movimiento que nos recuerdan lo bello y místico que resulta todo el universo y la manera que sobrevive al hombre. Aunque personalmente, no puedo dejar de pensar que Malick me interesa mucho más como cineasta que como profeta y que sus mejores obras siguen siendo las primeras, con 'Malas Tierras' (1973) a la cabeza.

 

'YOGA HOSERS' de Kevin Smith (Estados Unidos) -88 min.-
Intérpretes: Lily-Rose Depp, Harley Quinn Smith.

(Sección Oficial Fantàstic - Sesiones especiales)

Sinopsis: Dos adolescentes deberán apartar la vista de su móvil por un instante para salvar a su país de un ataque de salchichas nazis.

'Yoga Hosers', es la última bizarrada del otrora interesante cineasta independiente Kevin Smith y, probablemente, la peor de todas sus obras. Cuando uno lee la sinopsis, ya sabe que no se va a enfrentar a una película al uso y se prepara para asistir a la típica comedia de terror de sesión de medianoche, desempolvando los mejores tiempos de la Troma y la más cutre Serie Z de variopintos bichos mutantes acechando la "american way of life", algo sin pretensiones para echarse unas risas con las palomitas en una mano y la cerveza en la otra. Pero no, 'Yoga Hosers' no tiene ni puñetera gracia durante sus eternos 88 minutos. Smith nos martiriza con una sucesión de diálogos absurdos, sazonados con una buena dosis de pedantería y egocentrismo absoluto, en un film hecho para divertirse él, rodeado de amiguetes y familiares, pero olvidándose de los que tenemos que verlo. El film lo protagoniza la propia hija de Kevin Smith junto a la hija de Johnny Depp, el cual vuelve a disfrazarse para repetir su personaje de detective despistado que aparecía en la anterior obra del director 'Tusk' (2014) que partía de un argumento igualmente ideado en una mala fumada, pero que contenía un humor tan enfermizo que provocaba distintas reacciones en el espectador, cosa que aquí lo único que provoca es un enorme bostezo.

 

'HELL OR HIGH WATER' de David Mackenzie (Estados Unidos) -102 min.-
Intérpretes: Jeff Bridges, Chris Pine.

(Sección Oficial Fantàstic - Sesiones especiales)

Sinopsis: Dos hermanos deciden atracar las sucursales del banco que amenaza con expropiar el rancho de su familia. Semejante acto de justicia poética los pondrá en el punto de mira de un ranger que posee los rasgos de Jeff Bridges.

'Hell or High Water', traducida al español con el absurdo título de 'Comanchería', es un estupendo film que se sitúa en un punto intermedio entre el western crepuscular y la road movie, con una típica trama de atracos con transfondo de crítica social que funciona como un reloj, sin muchas sorpresas, pero una efectividad aplastante. David McKenzie, autor del brillante film carcelario 'Convicto (Starred Up)' (2013), saca todo el partido posible en su nuevo film de los polvorientos escenarios de la Texas profunda y logra una magnífica caracterización de todos los personajes, incluso de los más secundarios (ese comanche impasible o esa camarera...), con especial atención al duelo parejo entre un veterano ranger interpretado por Jeff Bridges y unos ladronzuelos primerizos interpretados por Chris Pine y Ben Foster, los cuales realizan todos ellos unos trabajos reseñables. La película combina la acción y las escenas espectaculares (la persecución, los atracos...), con los momentos más íntimos y hasta el humor sarcástico de algunos diálogos, y se salda con una secuencia estupenda donde se palpa la tensión subterránea del momento en un diálogo para el recuerdo entre Bridges y Pine. 'Hell or High Water' pudo verse en la Sección "Un Certain Regard" del Festival de Cannes y también obtuvo dos nominaciones a los Premios Gotham (Mejor Actor para Jeff Bridges y Mejor Guión para Taylor Sheridan).

 

'GRAVE (CRUDO)' de Julia Ducournau (Francia-Bélgica) -99 min.-
Intérpretes: Garance Marillier, Ella Rumpf.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: “Un día vas a llevarte un susto, vas a darnos un disgusto”, cantaba Vainica Doble en “La vegetariana”. Un susto más que mayúsculo es lo que se lleva Justine, una joven que entra en la escuela de veterinaria donde estudia su hermana. Vegetariana estricta como toda su familia, Justine comenzará a experimentar síntomas de lo más extraños después de comer carne cruda en una prueba de iniciación.

'Grave (Crudo)' es un film terror de lo que contiene sangre suficiente para que guste al público de Sitges, ávido de este tipo de propuestas. Y así fue, despertando una excesiva corriente a su favor, muy por encima de las virtudes que realmente tiene, pese a sus puntos de interés. La película no deja de ser un correcto retrato sobre una joven en su despertar sexual y emocional, utilizando la metáfora de la carne cruda como recurso para mostrar sus cambios hormonales, simbolizados en su repentino apetito carnívoro. Es ahí, donde la película funciona mejor, cuando se desliza sinuosamente entre el drama adolescente y el cine de género. Sin embargo, algunas actitudes de los personajes, especialmente en su parte final, resultan tan improbables como poco creíbles, así como la respuesta por parte del entorno donde suceden y que asume con total normalidad, por ejemplo, que dos chicas se coman (literalmente) la cara delante de ellos. 'Grave (Crudo)' aguanta el tipo durante su primera mitad, mientras el descubrimiento de la chica de un mundo nuevo se muestra a través de la sugerencia, dentro de un estilo estético de montaje moderno y algo videoclipero. Pero, como antes hacíamos referencia, en la parte final la película se desmadra en exceso (para mal) y se pierde en el efectismo y la gratuidad, pese al convincente trabajo de la actriz protagonista, Garance Marillier. Mientras estuve viendo 'Grave (Crudo)', no sé exactamente porqué, pero me vino a la memoria el recuerdo de 'Ginger Snaps' (John Fawcett, 2000), un film de estética ochentera protagonizada por dos jóvenes adolescentes que se transformaban en mujeres-lobo, tal vez, porque ambas películas exploran la transformación animal de las chicas desde la etapa de su despertar sexual y pérdida de la inocencia.

 

'EL EXTRAÑO (THE WAILING)' de Na Hong-jin (Corea del Sur-Estados Unidos) -157 min.-
Intérpretes: Kwak Do-won, Jun Kunimura.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: Un pueblo amanece bajo una lluvia torrencial y con un brutal crimen. Un inspector de policía debe investigar lo sucedido, mientras los rumores apuntan a un forastero de comportamiento extraño y del que se sospecha que tiene relación con la magia negra.

'The Wailing (El Extraño)' es un extraordinario film surcoreano que se inicia como un policiaco al uso, costumbrista y con bastante humor en su descripción de personajes, pero que poco a poco va derivando hacia lo sobrenatural, logrando un equilibrio apabullante durante sus casi 3 horas de proyección que te mantienen pegado al asiento. Tan sólo puede objetársele una resolución algo tramposa en su necesidad de mantener el suspense in crescendo hasta un final que juega con distintas posibles líneas argumentales como explicación a los hechos que han sucedido con anterioridad. Ese desenlace y sus evidentes trampas de guion, no evitan que estemos ante uno de los mejores thrillers que hemos visto en los últimos años, tanto si lo comparamos con otros policiacos recientes de tramas criminales y asesinatos brutales, como si lo hacemos con films de suspense con derivación hacia el terror o lo paranormal, ya que en 'The Wailing' la trama deriva de su estética de cine negro clásico para sumergirnos en el horror de las posesiones demoniacas, ritos satánicos y otras apariciones fantasmagóricas, añadiendo además un transfondo social que le permite reflexionar sobre los prejuicios y los límites de la violencia. Gran interpretación de Kwak Do-won en un personaje con un arco dramático importante y muy inquietante la presencia del japonés Jun Kunimura. Un film imprescindible para los amantes del género dirigido por Na Hong-jin, autor de otro de los thrillers más destacados de los últimos años, 'The Yellow Sea' (2010).

 

'DANS LA FORET (INTO THE FOREST)' de Gilles Marchand (Francia-Suecia) -104 min.-
Intérpretes: Jérémie Elkaïm, Timothé Vom Dorp.

(Sección Panorama Fantàstic)

Sinopsis: Tom y Benjamin viajan a Suecia para pasar las vacaciones con su padre, a quien hace tiempo que no ven. A Tom le inquieta reencontrarse con este hombre extraño y solitario. Este, por su parte, está convencido de que el niño tiene el don de ver cosas que resultan completamente imperceptibles para los demás. La convivencia de los tres personajes en un bosque inhóspito resultará tan inquietante como reveladora.

'Dans la Foret' es un drama de terror, irregular y con algunos problemas de ritmo en su desarrollo argumental. La película nos muestra a una familia desestructurada y como unas inofensivas vacaciones de un padre con sus hijos pueden convertirse en una pesadilla de la que es complicado huir para los indefensos menores. La presencia nociva del padre en su afán absorbente de libertades y emociones, y la ubicación inhóspita y aislada de toda civilización donde suceden los hechos, podrían haberse aprovechado más para lograr un atmósfera asfixiante que solo se consigue en algunas secuencias aisladas, pero dentro de un conjunto algo cansino. El resultado final es un interesante ejercicio de suspense malogrado por una falta de desarrollo dramático de la trama que suele decantarse por un efectismo demasiado simple para generar la tensión, alejándose de toda profundidad psicológica que es justo lo que parece prometer en su sugerente inicio. Un film correcto, pero que termina cayendo en demasiados tópicos.

 

'BEYOND THE GATES' de Jackson Stewart (Estados Unidos) -83 min.-
Intérpretes: Graham Skipper, Sara Malakul Lane.

(Sección Panorama Fantàstic)

Sinopsis: Dos hermanos se reúnen tras la desaparición de su progenitor para poner orden en el negocio familiar, una tienda de VHS especializada en cine de terror. Entre los vestigios de la era analógica encuentran un juego interactivo que tiene una presentadora con el rostro de Barbara Crampton y que parece tener alguna relación con lo sucedido a su padre.

'Beyond the Gates' es un estupendo ejercicio de nostálgia cinéfila, con un film que parte de la diversión espontánea de 'Jumanji' (Joe Johnston, 1995), convirtiendo un aparentemente inofensivo juego de mesa al estilo de 'Atmosfear' en algo parecido a un tablero Ouija, donde la diversión se salpica con algunos acertados y celebrados toques gore-festivos. La película homenajea al cine de Serie B, al cine de videoclub añejo y sus cintas en VHS, también a los juegos de mesa que utilizaban técnicas audiovisuales algo primitivas y que fueron el presagio de lo que ahora tenemos, videojuegos tan interactivos que han relegado a aquellos juegos de tablero a un lugar casi anecdóctico en el día a día de las nuevas generaciones. 'Beyond the Gates' es original, entretenida y muy disfrutable, siempre y cuando se entre en su estilo retro y sus bromas generacionales. Además, cuenta con un reparto ajustado a sus personajes y la aparición estelar de la actriz Barbara Crampton, que también ejerce de productora, y que los más fanáticos del género fantástico y de terror recordarán por sus papeles de juventud, donde explotaba su sensualidad, en 'Doble Cuerpo' (Brian De Palma, 1984) o 'Re-Animator' (Stuart Gordon, 1985), y que ahora vuelve a tener papeles protagonistas que le vuelven a unir al cine de género.

 

'A DARK SONG' de Liam Gavin (Irlanda) -99 min.-
Intérpretes: Steve Oram, Catherine Walker.

(Sección Noves Visions One)

Sinopsis: Sophia ha alquilado una casa en medio de la nada. Y ha pagado un extra para que no le hagan preguntas. Su única compañía será Michael Solomon, un ocultista que debe ayudar a Sophia a colmar su deseo más profundo: realizar un largo y extenuante ritual para poder contactar con su difunto hijo. El problema es que Sophia no ha sido del todo franca con Michael.

'A Dark Song' es un film que funciona en su primera mitad, a través de un planteamiento austero, de suspense creciente, con dos personajes que no se soportan encerrados en una casa y abocados a un rito de consecuencias imprevisibles. El inicio mantiene nuestro interés y crea buenas expectativas, mientras la base argumental es la sugerencia y las verdades ocultas, pero enseguida veremos que la reiteración continua de los hechos que se nos muestran, algunos de forma arbitraria, conducen a un desenlace desastrosamente explícito con apariciones místicas (y risibles) incluidas, dejándonos finalmente un mal sabor de boca. Lo mejor del film es la creación de una atmósfera malsana y amenazante, con los menores recursos posibles, pero cuando busca aterrorizar con efectismos absurdos, cae por su propio peso. Aún así, la pareja protagonista realiza un trabajo estupendo, especialmente Catherine Walker y se intuye que podría haberse sacado un film mucho más interesante con un guion que explorase mejor la psicología de sus personajes o utilizar el material existente para la realización de un corto o mediometraje.

 

'THE NEON DEMON' de Nicolas Winding Refn (Estados Unidos-Francia-Dinamarca) -118 min.-
Intérpretes: Elle Fanning, Keanu Reeves.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: De rostro angelical, Jesse llega a Los Ángeles con la intención de convertirse en modelo. Cuando por fin lo logra, lo único que encuentra es la envidia de sus compañeras y su propia paranoia, y lo que comenzó como un neo-noir extremadamente estilizado se torna en puro terror.

'The Neon Demon' es la nueva paranoia de Nicolas Winding Refn, uno de los directores más pretenciosos del momento que fue encumbrado por la crítica de manera exagerada por 'Drive' (2011), ese noir de diseño con toques de Serie-B ochentera, y que ahora esa misma corriente crítica parece querer hundirle. Lo cierto es que 'The Neon Demon' vuelve a mostrar las dos caras de Refn, por un lado, su indudable capacidad como generador de atmósferas y, por otro, su nefasta creatividad como contador de historias. En esta nueva obra, consigue unos primeros 45 minutos muy interesantes, entre lo fascinante y lo irritante, cayendo después de eso en lo irritante a secas hasta desencadenar el un tramo final bastante ridículo. La historia se presenta como una voraz crítica al mundo de la moda y sus canónes de belleza, presentando a las modelos de pasarelas como vampiros que buscan su inmortalidad en la imposible juventud eterna, decayendo su popularidad al mismo ritmo que se van plastificando sus arrugas. Pero eso sólo es una excusa para que Refn vuelva a masturbarse con imágenes que explotan el morbo, la violencia y la sexualidad enfermiza, en un conjunto que se dirige peligrosamente al vacío más absoluto, perdiendo por el camino esa reflexión crítica del inicio. Ya le pasó con su anterior obra, 'Only God Forgives' (2013) donde coreografiaba la violencia gratuita por puro esteticismo. Por tanto, resulta cuanto menos contradictorio y discutible el estilo narrativo que utiliza el director para criticar la banalidad del mundo de la moda, donde solo cuenta la fachada, justo a lo que parece empeñarse en enfocar su cine. Suerte que Elle Fanning y su fotogenia le salvan del caos absoluto, junto a esos primeros 45 minutos que nos ofrecen un destello de lo que podía haber sido la película sin el ejercicio de exhibición autoral posterior.

 

'TRAIN TO BUSAN' de Yeon Sang-ho (Corea del Sur) -118 min.-
Intérpretes: Gong Yoo, Kim Su-an.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: En él encontramos a un padre que se dispone a acompañar a su hija de Seúl a Busan, en un tren que pronto se convierte en el único refugio si quieren sobrevivir a la horda de infectados.

'Train to Busan' es el debut como cineasta de ficción de Yeon Sang-ho, consagrado hasta ahora a la animación, y a tenor de los espectaculares resultados de su ópera prima le auguramos un futuro exitoso. 'Train to Busan' se sube al carro de la moda zombie, con un film de acción trepidante que te deja sin respiración durante todo su metraje y que haría palidecer como hermanitas de la caridad a los infectados de la serie de TV 'The Walking Dead' o los de 'Guerra Mundial Z' (Marc Forster, 2013).Y es que aquí, la infección se propaga a la velocidad de la luz y los miles de infectados que persiguen a los protagonistas corren mas que Usain Bolt, añadiendo la dificultad para su supervivencia el reducido espacio del interior de un tren en movimiento donde sucede la mayor parte de la acción. Con la pincelada justa para caracterizar a sus personajes, unas gotas de crítica social hacia el individualismo que impera en la actualidad y un toque de ternura cursi que habita muchos films orientales, la película se centra sin complejos en donde funciona mejor, en la acción pura y dura. Un film apabullante, bestial y claustrofóbico, donde la sangre salpica a chorros la cámara, un entretenimiento salvaje para disfrutar como enanos, hacía tiempo no se veía algo así en el género zombie.

 

'SHELLEY' de Ali Abbasi (Dinamarca) -93 min.-
Intérpretes: Ellen Dorrit Petersen, Cosmina Stratan.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: Elena se desplaza al campo para trabajar como asistenta de Louise y Kasper. La casa es tranquila y sombría y carece de electricidad por deseo expreso de Louise, convaleciente después de un aborto. Cuando Louise le propone a Elena que sea madre de alquiler, la joven acepta. El dinero le vendrá bien, piensa. Sin embargo, el embarazo va mal. Algo crece dentro de Elena, pero lo hace demasiado rápido.

'Shelley' es una inquietante y tensa película sobre embarazos diabólicos heredera de 'La Semilla del Diablo' (Roman Polanski, 1968) que nos ofrece unos primeros 45 minutos excelentes, para luego caer en la parte final en demasiadas reiteraciones y un desenlace algo decepcionante. El director iraní Ali Abbasi debuta en el largo con un film atmosférico, demostrando su capacidad para la puesta en escena y la creación de suspense con los mínimos elementos a su alcance, casi una localización y alejado de efectismos habituales en el género, prefiere una narrativa fría y de cadencia lenta, pero muy malrollera y magnética. 'Shelley' es buen cine de terror, de ese que cuida las formas, la ambientación y donde la sugerencia está por encima de la evidencia. Con una excelente pareja protagonista femenina formada por Ellen Dorrit Petersen, rostro inolvidable por su papel en 'Blind' (Eskil Vogt, 2014), y Cosmina Stratan, la película explora también desde una óptica nada complaciente la feminidad y la maternidad.

 

'EQUALS' de Drake Doremus (EEUU) -105 min.-
Intérpretes: Kristen Stewart, Nicholas Hoult, Guy Pearce.

(Sección Noves Visions One)

Sinopsis: Las emociones han sido erradicadas, y todo el mundo vive en paz. Sin embargo, algunos siguen padeciendo esa enfermedad llamada “sentimientos”. Es el caso de Nia y Silas, que comienzan a sentirse atraídos el uno por la otra.

'Equals' es un gélido drama romántico de ciencia-ficción que plantea un mundo donde son extirpadas las emociones, consideradas como una enfermedad degenerativa. La película funciona a medias durante su primer tramo, utilizando las claves básicas del género y que pueden traernos fácilmente a la memoria otros films. Drake Doremus filma su historia con tonos fríos y azules, encuadres fijos y distantes, reflejando bien ese mundo sin alma y robotizado. El problema viene cuando la historia gira hacia el drama romántico, tal vez, a la captura del público adolescente, no en vano Kristen Stewart fue la protagonista de la saga vampírica con exceso de acné 'Crepúsculo'. La pasión prohibida que surge entre ella y Nicholas Hoult se diluye entre el esteticismo de planos nocturnos o a contraluz, de forma desapasionada y poco creíble, falta química entre los actores y sus personajes. Más allá del mustio romance, la trama toma recovecos demasiado previsibles y los pocos apuntes que mantienen nuestro interés se dejan pronto de lado (las menciones a la Península y sus desconocidos habitantes salvajes, etc). 'Equals' es una incursión "new age" a la ciencia-ficción, demasiado precopuada por su apariencia visual, olvidándose del ritmo, la sorpresa y lo que es peor, la propia emoción de la que carece el mundo que describe.

 

'ANGUISH' de Sonny Mallhi (EEUU) -92 min.-
Intérpretes: Ryan Simpkins, Annika Marks.

(Sección Panorama Fantàstic)

Sinopsis: Aparentemente, Tess sufre un trastorno que solo puede aplacarse a base de pastillas. O, al menos, eso es lo que cree. La realidad es que sus problemas psicológicos tienen otra explicación: Tess tiene el don de dejar que los espíritus se apoderen de ella.

'Anguish' es un correcto film que se inicia como un drama intimista con aire "indie" y que termina por acercarse al cine de posesiones, abrazando el terror de forma tangencial, siempre tras una mirada más preocupada del transfondo psicológico que del susto fácil. La película funciona bastante bien en su primera mitad, cuando la trama se centra en el drama familiar desde el punto de vista adolescente y se abarca la dificultad de adaptación al entorno, planteando una historia de crecimiento personal donde los transtornos psicológicos de la joven protagonista, una estupenda Ryan Simpkins, salpican con visiones y sobresaltos la pacífica convivencia entre una madre y su hija rehaciendo su vida. Sin embargo, cuando la película va girando hacia el cine de género, la irregularidad va en aumento y desemboca en demasiados lugares comunes que nos hacen perder interés en su desenlace. Aún así, la buena realización de Sonny Mallhi que despliega una puesta en escena al estilo Sundance y su ritmo aletargado, pero no aburrido, consiguen un buen producto por encima de la media del manido cine de posesiones.

 

'BEFORE I WAKE' de Mike Flanagan (EEUU) -97 min.-
Intérpretes: Kate Bosworth, Jacob Tremblay.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: Desde la muerte de su hijo, Jessie y Mark Hobson atraviesan por una crisis de pareja, hasta que un día deciden adoptar al pequeño Cody, un chico encantador y espabilado que hace todo lo posible para no dormir. Pronto, los Hobson descubren por qué: Cody tiene la habilidad de hacer que sus sueños se materialicen. El problema es que no solo sus sueños más dulces cobran cuerpo... sino también sus más temidas pesadillas.

'Before I Wake' es un interesante drama psicológico donde el terror coge forma a través de los sueños del niño protagonista. El film combina con solvencia el género dramático, con una buena descripción psicológica de su pareja protagonista, con el cine de género puro con algunas secuencias que van haciendo crecer la tensión ambiental durante la proyección. Mike Flanagan ya demostró su talento con la estupenda 'Oculus: El Espejo del Mal' (2013), un film donde transcendía los lugares comunes del género y lograba unas buenas dosis de terror clásico gracias a una inteligente puesta en escena. Aquí, vuelve a conseguir un film notable, por encima de la media de este tipo de films, por su ambición de ir más allá de buscar asustar a su público y también narrar una historia más compleja con suficientes aristas, como las que tiene la propia descripción egoísta y trágica de la madre, un personaje que normalmente sería agradable y que aquí se vuelve ruín y manipulador. 'Before I Wake' es un malévolo ejercicio de estilo que plantea la cuestión de que, sin control, los sueños que deseamos que se cumplan pueden ser peores que la cruda realidad.

 

Enviado Especial UC (Daniel Farriol).