Publicidad

 

UC Festivales - 50º Festival SITGES 2017





Te recomendamos que visites a menudo esta página, porque iremos colgando las críticas de los films proyectados en Sitges escalonadamente, incluso una vez terminado el Festival, ya que la oferta es tan extensa y variada que resulta imposible abarcarla a diario.

PÁGINA EN ACTUALIZACIÓN


CRÍTICAS

 

'ANNABELLE: CREATION' de David F. Sandberg (Estados Unidos) -109 min.-
Intérpretes: Stephanie Sigman, Talitha Bateman, Lulu Wilson, Anthony LaPaglia, Miranda Otto.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: Varios años después del trágico fallecimiento de su hija, un juguetero que crea muñecas y su mujer, acogen en su casa a una monja enfermera y a un grupo de niñas, tratando de convertir su casa en un acogedor orfanato. Sin embargo, las nuevos inquilinos se convertirán en el objetivo de Annabelle, una muñeca poseída por un ser demoníaco.

'Annabelle: Creation',se suma a la poca original moda de crear sagas cinematográficas para estirar el beneficio económico repercutido en la taquilla y, como en tantas otras ocasiones, se busca un repunte creativo llevándonos al origen de esa saga con lo que se llama una precuela. Algunos dirán que dos películas no hacen una saga, pero no olvidemos que la primera 'Annabelle' (John R. Leonetti, 2014) ya que era un spin-off de 'Expediente Warren' (James Wan, 2013), vamos que lo de estirar el chicle se les da de maravilla en Hollywood. Por suerte, esta segunda parte de las andanzas de esta terrorífica muñeca diabólica (que padre en su sano juicio compraría una muñeca tan horripilante para regalar a su hija), es mucho mejor que su antecesora. 'Annabelle: Creation' no descubre la sopa de ajo y cae en muchos tópicos del género, pero el episodio dirigido por David F. Sandberg es superior en todos los sentidos al dirigido hace 3 años por John R. Leonetti, lo que plantea la cuestión de si se seguirá estirando el chicle (la respuesta probablemente sea sí). Sandberg debutó el año pasado en el mundo del largo con otro film de género bastante exitoso 'Nunca apagues la luz' (2016), un film que partía de una idea atractiva (inspirada en un corto suyo), pero que agotaba su fórmula a los pocos minutos. Lo que está claro es que el director se mueve con comodidad por las claves del género y sabe recrear la atmósfera adecuada para provocar cierto suspense, pero como le pasaba en su ópera prima, 'Annabelle: Creation' se va desinflando a medida que avanza, cayendo contradictoriamente en el aburrimiento cuando destapa la caja de pandora de los horrores y convierte la película en un tren de la bruja lleno de sustos facilones.Antes de llegar hasta ahi, Sandberg explora con más delicadeza y pausa su historia, a través de una buena ambientación, unos personajes con cierto interés y reminiscencias de terror gótico (la mujer enferma de la máscara, la niña coja, la habitación de la niña muerta, el montacargas, el pozo...), pero demasiadas incongruencias argumentales y la inisistente utilización del bueno de Javier Botet como arma imprescindible en cualquier film de terror moderno, la hacen parecerse demasiado a otras películas ya vistas y desaprovechar algunas de sus premisas más atractivas. Para pasar el rato.

 

'BUSHWICK' de Jonathan Milott y Cary Murnion (Estados Unidos) -94 min.-
Intérpretes: Brittany Snow, Dave Bautista, Angelic Zambrana.

(Sección Oficial Fantàstic Competición)

Sinopsis: Cuando Lucy sale del metro en Bushwick, el último barrio de moda de Nueva York, no encuentra ni hipsters ni rastros de la gentrificación, sino un grupo de hombres armados, que no dudan en disparar a matar. En medio del caos, Lucy hallará un aliado en un fornido vecino, que la acompañará hasta la casa de su abuela, a través de unas calles que se han convertido en un campo de batalla.

'Bushwick', es una película de acción rodada casi como un videojuego que pese a no desprenderse nunca de un tufillo estilístico a Serie B, a fuerza de una puesta en escena dinámica y efectiva, consigue emparentarse con cualquier blockbuster hollywoodiense, incluso sacándole los colores a más de un director especializado en el género que se mueve entre la ostentación monetaria de la gran industria cinematográfica. La pareja de directores Milott y Murnion utilizan la cámara en mano en constante movimiento y con largos planos secuencias para acompañar a sus dos protagonistas recorriendo las calles y edificios de un barrio en plena batalla campal. La fórmula funciona bastante bien, especialmente en el caos inicial y en la primera mitad de su metraje, aunque luego decae un poco al no desarrollar una historia ni unos personajes que nos importen lo suficiente como para implicarnos en un mayor grado emocional. Aún así, la acción y el ritmo son constantes, logrando mantener nuestra atención hasta un desenlace poco brillante. 'Bushwick' es un film palomitero para pasar un rato bastante entretenido, eso sí, sin mucho más que rascar bajo la superficie.

 

'BOYS IN THE TREES' de Nicholas Verso (Australia) -112 min.-
Intérpretes: Toby Wallace, Gulliver McGrath, Mitzi Ruhlmann.

(Sección Noves Visions Plus)

Sinopsis: La noche de Halloween de 1997 supone también el último día de instituto de Corey, Jango y su banda de skaters. Cuando Corey encuentre a Jonah, una antigua amistad a la que Jango tiene atemorizada, los dos caminarán, mientras la noche cae, y los recuerdos emergen, destapando los fantasmas del pasado.

'Boys in the Trees', es una extraña película que tiene suficientes elementos atractivos y originales para recomendarla, tanto en su argumento como en su aspecto visual. Sin embargo, el resultado final es irregular y finalmente algo insatisfactorio, pese a la pericia que demuestra Verso tras las cámaras, a menudo le cuesta equilibrar el material que tiene en sus manos y que fluctúa a ratos entre el retrato adolescente con drama del pasado incorporado y la cinta de terror al uso en un ambiente propicio para hacerlo como es la noche de Halloween. Tomando como base la mitología griega y su río Cocito, por donde vagan las almas atormentadas de los que no han podido pagar al barquero Caronte en su tránsito entre los vivos y los muertos (para Dante en su "Divina Comedia" es donde se castiga a los traidores), Verso construye un relato potente sobre un grupo de jóvenes skaters sin muchas ambiciones, más allá de pasar el rato bebiendo y mostrando su supremacia frente a los más débiles. La amistad del pasado entre uno de los integrantes del grupo y otro joven al que hacen bullying, vertebra una historia más compleja de lo habitual en el cine de género donde el mundo onírico se superpone a la realidad, complementándose ambos mundos en una sucesión de cuentos y leyendas que nos conducen hacia la terrible verdad. Rodada con sensibilidad e inteligencia escénica, la película describe a la perfección la insatisfacción adolescente y el reflejo deformado que se tiene de la realidad en su paso hacia la madurez. También ofrece recursos astutos en su plasmación de su imaginario sobre los miedos (la sombra de los lobos, la niña del túnel, el funeral de la noche de muertos...), pero algunos quedan desdibujados por una narración que deja demasiado de lado el terror y el suspense, lo que puede decepcionar a algunos.

 

'THE BAD BATCH' de Ana Lily Amirpour (Estados Unidos) -119 min.-
Intérpretes: Suki Waterhouse, Keanu Reeves, Jason Momoa, Jim Carrey, Diego Luna, Giovanni Ribisi.

(Sección ***********************)

Sinopsis: Una historia de amor distópico en un terreno baldío de Texas y situado en una comunidad de caníbales.

'The Bad Batch', es el nuevo trabajo de la cineasta iraní Ana Lily Amirpour que sorprendió a todos con su debut 'Una chica vuelve a casa sola de noche' (2014), una curiosa cinta vampírica rodada en blanco y negro rodada con bastante ingenio. Para su segunda película vuelve a transcender el cine de género y propone una historia apocalíptica que se va alejando de la ciencia-ficción para adentrarse en la crítica social y en el romanticismo imposible como única salida al abismo. La película tiene un arranque espectacular, con unos primeros 20 minutos insospechadamente brutales y es donde la película se muestra más directa y eficaz, pero a partir de ahí, cae en la redundancia de su discurso social con constantes metáforas (el país del confort vs. el país de los caníbales, la droga que crea sueños artificiales en una sociedad sin oportunidades, el puzzle donde se reconstruye la bandera de los Estados Unidos, los apuntes sobre la inmigración en personajes que no se sienten partícipes de ninguna parte, etc), que con mayor concreción hubieran sido más que impactantes y que aquí se diluyen bajo un ritmo anodino, eso sí, con una magnífica fotografía de Lyle Vincent (el mismo de su primera película). La historia de amor que vertebra la moraleja final resulta poco creíble e inconsistente, pero el resultado global es el de una obra interesante que no se conforma con repetir los mismos esquemas de siempre del cine de género, lo que se agradece. La película está protagonizada por una correcta Suki Waterhouse y un inexpresivo Jason Momoa, y contiene apariciones estelares de un mesiánico Keanu Reeves y un irreconocible Jim Carrey, entre otras caras conocidas. La película obtuvo el Premio Especial del Jurado en el Festival de Venecia 2016.

 


Enviado Especial UC (Daniel Farriol).